el beatificación de Juan Pablo II el 1 de mayo de 2011 pasará a la historia como una sola de los eventos mediáticos más seguidos de la Iglesia Católica en todos el mundo. segundo la Jefatura de Policía de Roma, alrededor de un millón y medio de fieles estaban en Plaza de San Pedro, Via della Conciliazione y calles adyacentes; en el Circo Maximus decenas de miles más tenían durmió en sacos y pieles, después de la vigilia de oración de la noche. el los canales de televisión que transmitieron la ceremonia fueron 1.300 de en todas partes del mundo, periodistas acreditados ante el Vaticano por su ceremonia 2.300.

todo esto muestra cómo la santidad de un cristiano – es decir, su semejanza a Cristo – toca los corazones de todos los hombres que encontrarse, conmovido, señala el camino que conduce a Dios. Karol Wojtyla era el representante de Cristo en la tierra, la máxima autoridad de la Iglesia Católica, pero lo que trajo a las multitudes a Roma y frente a los televisores es ha sido su aroma de santidad. Todos hemos visto a Cristo en él.

UN AIUTO PER LE MISSIONI: il tuo 5 per 1000 può fare molto per gli ultimi, per chi e' sfruttato, per difendere la vita sul tuo 730, modello Unico, scrivi 97610280014

no es fácil volver a hablar de Juan Pablo II, después de todo eso se ha dicho y escrito en los últimos tiempos, pero en esta catequesis mía, como misionero y miembro de un instituto misionero, quiero quizás el aspecto más importante de este gran Papa. Es el hombre que introdujo la Iglesia en el tercer milenio y indicó con su propia vida la meta que se perseguirá y se realizará: misión al pueblo, es decir, proclamar y testificar a Cristo a todos los pueblos y culturas de la humanidad. En otras palabras, fue un Papa misionero y todos los que creemos en Cristo debemos alimentar la apertura vida misionera de mente y corazón y para darse cuenta en nuestro pequeño misión universal a todos los pueblos, cada uno según su propia carismas y sus posibilidades.

Tres partes de mi catequesis:

  1. Juan Pablo II el Papa Misionero.
  2. porque viajó tanto?
  3. cosa dice su encíclica misionera "Redemptoris Missio".

I) – El Papa Misionero: ¡abre las puertas a Cristo!

papa Juan Pablo II fue beatificado seis años después de su muerte (2005-2011) así como madre Teresa (1997-2003). Beatificaciones muy rápido dada la severa lentitud de los juicios romanos a conviértete en Beato. Pero no sin sentido. De hecho, creo que es precisamente el Papa polaco y la Madre Teresa albanesa, al final de la segunda milenio y al comienzo de la tercera, mejor representar la fe de la cristo en el mundo, a todos los hombres y pueblos: por un lado, autoridad suprema en la Iglesia que asegura la fidelidad a Cristo y a los 2.000 años de tradición de sus fieles, por otro el humilde monja que, viviendo heroica y enteramente, la vida cristiana es convertirse en el icono más convincente del cristianismo, incluso en el gran India y Asia, donde los cristianos, todos juntos, son sólo el 3% de los aproximadamente cuatro mil millones de asiáticos (a su vez, el 62% de la humanidad); La Madre Teresa es la caridad de Cristo que tiene dada su vida por los hombres, Juan Pablo II el rostro paterno y misericordioso de Dios que llama a todos a seguir a Cristo.

Juan Pablo II experimentó el pontificado más largo de la historia (27 años), sólo superado por Pío IX que gobernó la Iglesia durante 32 años (1846-1878). Ha logrado tal multiplicidad de intervenciones y Características que no es fácil describir brevemente el nuevo Bienaventurado.

para dar una definición concisa de su pontificado, yo diría que es ha sido papa misionero. De hecho, todos los Papas del siglo XX han sido desde Benedicto XV con su "Maximum Illud", la primera encíclica misión misionera que en 1919, inmediatamente después del final de la Primera mundo, abierto al Occidente cristiano la visión y del mundo no cristiano al que Cristo debe proclamar y testificar. pero Juan Pablo II era, por así decirlo, más global y viajes personales, especialmente con sus viajes misioneros a los extremos de límites de la tierra, de los cuales hablaremos en la segunda parte de este catequesis y su encíclica en misiones.

en un mundo cada vez más globalizado, con una humanidad cada vez más en crisis debido a sus propias contradicciones, sus miedos y su problemas, el El Papa polaco entendió que tenía que indicar una solución global, una objetivo muy claro. Así, desde el comienzo de su pontificado en octubre de 1978, el bendito se presentó al mundo como un Apóstol que estaba siendo de Galilea. Esos dos de sus imperativos impetuosos y tontuosos: "No ¡asustado! ¡Abre las puertas a Cristo!", dijo que de hecho gritó al comienzo de su pontificado, se dirigieron a la mundo donde el hombre tiene miedo del hombre, tiene miedo de la vida y muerte, miedo a sus propias invenciones que también pueden destruir. La crisis sólo se supera volviendo a Cristo, amando y orando al Salvador del hombre.

aquí lo que dijo el Papa en su homilía del 22 de octubre de 1978, el de su pontificado en el que el Día de misionero mundial:

" Hermanos y Hermanas! No tengas miedo de dar la bienvenida a Cristo. ¡No tengas miedo! ¡Abre las puertas a Cristo de par en par! abrir las fronteras de estados, sistemas económicos tales como los políticos, campos de la cultura, la civilización y el desarrollo. no ¡asustado! Cristo sabe "lo que hay dentro del hombre". Sólo él ¡Saber!Hoy en día tan a menudo el hombre no sabe lo que lleva dentro, en el en lo profundo de su alma, de su corazón. No se sabe con certeza el significado de la su vida en esta tierra. Es invadido por la duda de que a veces se convierte en desesperación. Permítame, por tanto, por favor, imploro humildemente y con confianza – permitir cristo para hablar al hombre. Sólo él tiene palabras de vida, ¡sí! de vida eterna.poseer hoy toda la Iglesia celebra su "Día Misionero" mundo", reza, es decir, medita, actúa porque el las palabras de la vida de Cristo llegan a todos los hombres y mujeres y sed recibido como un mensaje de esperanza, salvación y liberación total". 

En la enseñanza de Juan Pablo II el punto central es Cristo, el Dios hecho hombre para salvar a todos los hombres. El documento más orgánico de esta línea es su primera encíclica "Salvator Hominis", presentando a Cristo como "el centro del cosmos de la historia", como fundamento de toda reflexión sobre la Iglesia y sobre el hombre. La encíclica dice (n. 10): "El hombre que quiere entender él mismo hasta el final, con su inquietud e incertidumbre y también con su debilidad y pecaminosidad, con su vida y muerte, debe acercarse a Cristo…. Cristo Redentor revela plenamente al hombre a sí mismo."

tiene revolucionó la Iglesia Latinoamericana

Soy estuvo con Juan Pablo II en Santo Domingo en 1992 para la Cuarta Asamblea de Celam (el Conferencias Episcopales de América Latina). Tiempos difíciles para el continente latinoamericano debido a dictaduras, "guerra de guerrillas de liberación", injusticia y pobreza; y tiempos de crisis para el Iglesia Católica, dividida sobre el juicio que se dará a la "teología de liberación" y a las "comunidades eclesiales básicas", para el decisiones que deben tomarse en el ámbito político y social en beneficio de los pobres.

el preparación larga y participada para la Asamblea, discutida y madurada en la base, se había hecho a partir del esquema: "ver-juez-actuar": es decir, ver situaciones de miseria e injusticia en las que los pueblos vivieron; juzgar estas situaciones y luego decidir lo que hace la Iglesia. El Parlamento estaba dispuesto a debatir los problemas de iglesia a partir de este esquema y de los varios problemas que despertó. El plan no llegó a mente a Juan Pablo II, que en su primera discurso dijo en resumen esto:

  1. Él tiene recordó a los obispos del Concilio y que han dado un impulso a la renovación pastoral con el fin de evangelización de América Latina y la promoción del hombre América Latina en su integridad; especialmente Medellìn (II Asamblea de Celam 1968) era una súplica "de la esperanza hacia más humano y más cristiano".
  2. Entonces recordó a la autenticidad de la misión: "Ustedes se reúnen aquí no como un Parlamento de políticos, no como un congreso de científicos o técnicos. Pero como pastores de la Iglesia y como tal "su deber principal es ser Maestros de verdad". Y dijo a los sacerdotes: "No se puede prestar una verdadera servicio al hombre, sin convicciones arraigadas acerca de su identidad como sacerdotes de Cristo… Ustedes son sacerdotes y religiosos, no eres líder político ni siquiera funcionario de un poder tiempo". Y recordó el deber de unidad y fidelidad cristo y la Iglesia, que son la condición esencial para poder hacer el bien de los pueblos latinoamericanos.
  3. Por último, el Papa ha anulado el esquema de discusión de la Asamblea: no "ver-juez-actuar" que conduce inmediatamente a problemas de la naturaleza político-social-económico, pero "Empecemos de nuevo de Cristo!" La situación en América Latina debe estudiarse en relación con la evangelio y el modelo de Cristo y la Iglesia también ayuda a la gente con obras educativas y sociales, pero sobre todo aportando imitación de Cristo, auténticas familias cristianas, un la sociedad más habitable para todos.

En el su primer discurso en Santo Domingo, el Papa condenó la "visión de horizontalista" del esquema anterior, lo que llevó a ver la acción de la Iglesia restringida al campo político-económico-social. El Papa dijo: "Para ti la verdadera noticia de la vida está en volver a Cristo y al Evangelio, la única esperanza para América Latina. La verdadera profecía es Jesucristo, él es el verdadera salvación".

Recuerdo que entre los participantes en la Asamblea había horas de tensión y preocupación: cómo inventar en pocos días una nueva ¿El enfoque de la casa? Fue gracias sobre todo al obispo Luciano Mendes de Almeida, Jefe de la Comisión de redacción de los textos, si todos llegaban a buen término. Los resultados de la Asamblea, con la ayuda de Dios, fueron excelentes. de Recuerdo tres:

1) Sin abandonar ni empañar el compromiso con los pobres, las Iglesias latinoamericanas han dado un nuevo enfoque a la trabajo de la iglesia para los pobres, de acuerdo con la "Doctrina Social de iglesia", una expresión que Pablo VI ya no usó porque fue impugnada por muchos que dijeron: el campo político y social no es el de iglesia, debemos recibir iluminados por teorías científicas sobre la sociedad, que eran las derivadas del marxismo. A partir de Cristo, la asamblea alcanza una "teología alternativa de la liberación" decisiones que incluyen todos los valores positivos de la "Teología de la Liberación", mientras que esta corriente teológica (ideológicamente contaminado en varias de sus expresiones) es prácticamente anticuado.

2) I Los obispos latinoamericanos se dieron cuenta de que un acento también marcado en la "opción preferencial para los pobres" y el " iglesia de los pobres" arriesgada para dar a la propia Iglesia una imagen sectaria, que cerró el conduce a las clases medias altas de la sociedad: ya no es el "hogar" común" para todos los fieles, pero una especie de fiesta ideológico-político. Mientras que la Iglesia quiere proclamar a Cristo a todos clases sociales, quiere revangelizar el conjunto de la sociedad, incluso la rico.

3) La Asamblea de Santo Domingo sacó a relucir el la llamada "religiosidad popular" y el valor de lo sagrado, de la peregrinaciones, devoción a María y al Rosario. Una visión de la vida cristiana se había establecido en América Latina demasiado limitado a la urgencia de los problemas sociales y demasiado dependiente de la ideología marxista, que definía la religión "opio de pueblos". Así que tuvieron que limitar y casi abolir devociones a Nuestra Señora y al Rosario, a los santos, a los santuarios, reliquias, peregrinaciones, etc. La Junta de Accionistas de Santo Domingo afirma el valor de la religiosidad popular para dirigir las mentes y coros de los hombres a Cristo y a Dios. y mejora la participación activa de los laicos en la Iglesia y el apostolado de los laicos, un tema que será ampliamente tratado en la V Asamblea de Celam en Aparecida (Brasil) en mayo de 2007.

Juan Pablo II y las iglesias jóvenes

El ejemplo de cómo Juan Pablo II fue profético e innovador en América Latina con la Asamblea de Santo Domingo, vale la pena para muchos otros casos de relanzamiento y renovación de la misión a la personas, que no tenemos el tiempo y el espacio para exponer. Algunos ejemplos,

  • no tener miedo de declararse cristianos, de promover conversiones a cristo, pedir a los gobiernos que respeten la libertad religiosa derechos humanos.
  • el diálogo con religiones no cristianas (recordamos Asís en 1986).
  • el valores de las culturas no cristianas en los que la Iglesia debe encarnado.
  • el promoción de iglesias locales con el aumento de obispos indígenas y la multiplicación de las diócesis.
  • El acento sobre la tarea de las iglesias locales de promover los derechos humanos y la justicia social. Cuántas veces has protestado contra la opresión de los más pobres!
  • aprobación los llamados "movimientos laicos", que han contribuido a desclericalizar la Iglesia y dar la debida importancia a la tarea de misión misionera de los laicos, fundamental en las Iglesias jóvenes para el anuncio de Cristo.

el visión misionera que el Papa tenía de la Iglesia es claramente expresado en el Missio Redemptoris, donde escribe. "La actividad la misión misionera apenas está comenzando" (No. 30) y en el n. 37 afirma que hay vastos territorios, "pueblos enteros y áreas culturales de gran importancia aún no evangelizadas… especialmente en Asia, pero también en África, América Latina y Oceanía". Y luego añade (n. 40): "La actividad la misión sigue siendo hoy el mayor desafío para la Iglesia".

el la iglesia no puede sino ser misionera. ¿Pero cómo? Hablar con los jóvenes en Manila en enero de 1995 el Papa dijo que el misionero entendido de dos maneras:

1) En primer lugar, hacia los no cristianos, las masas humanas de Asia sobre todo, que todavía están esperando encontrarse con el Salvador. El Papa se dirigió a los jóvenes filipinos y a todos los jóvenes católicos del mundo, señalando a la misión en Asia como el desafío prioridad para la Iglesia hoy en día. La misión a los no cristianos es la juventud de la Iglesia. La familia y la parroquia en la que nació la vocación misionera ha hecho la mayor contribución a la salvación del hombre y de los pueblos.

2) Hay una segunda forma de cumplir la misión: "Ser misioneros en nuestra sociedad". Juan Pablo II dijo a los jóvenes: hay una "misión en la vida cotidiana" a la que debemos educarnos y permitirnos ser educados: ser testigos y proclamar a Cristo con nuestra vida en la familia, en sociedad, en en la escuela, en el trabajo, en la política. Pero para esto tenemos que ir contracorriente con respecto al espíritu y las modas del mundo. entonces advirtió a los jóvenes con contundencia: "¡Cuidado con los falsos amos! Pertenecen a las élites intelectuales de la ciencia, la cultura y los medios de comunicación. Presentan un anti-evangelio que declara muertos a todo ideal. Y así contribuir a la profunda crisis moral que afecta a la sociedad, lo que llevó a la exaltación de las formas de comportamiento que el la conciencia moral y el sentido común una vez aborrecer. Quieren eres como ellos: dudoso y cínico".

II) Los viajes del Papa proclaman a Cristo a los pueblos

Juan Pablo II experimentó el pontificado más largo de la historia (27 años), aprobado sólo por Pío IX que gobernó la Iglesia durante 32 años (1846-1878). tiene logró tal multiplicidad de intervenciones que no es fácil describa brevemente al nuevo Bienaventurado. Fue Papa misión misionera, proyectada hacia los confines de la tierra. En sus 27 años de pontificado, ha realizado más de 200 viajes a Roma e Italia y 105 viajes mercados internacionales, visitar 136 países, en muchos de los cuales regresaron varias veces: 9 veces en Polonia, 8 en Francia, 7 en Estados Unidos, 5 en España y México, 4 en Portugal, Brasil y Suiza. En promedio, más de tres viajes internacionales el año, en todos los países que pudo visitar. Le era imposible ir en China, Rusia, Vietnam y otros países comunistas; en Arabia, en Afganistán, Irán y otros islamistas.

"Yo mis viajes tienen un propósito misionero"

ese viajó tanto? Mucha gente preguntaba. Aquí está su respuesta en "Redemptoris Missio" (#1): "Ya desde el comienzo de mi pontificado elegí viajar a la fronteras extremas de la tierra para manifestar la preocupación misión misionera, y es precisamente el contacto directo con los pueblos que ignoran a Cristo que tiene aún más convencidos de la urgencia de esta actividad". Cuando se fue en Pakistán (16 de febrero de 1981), el obispo de Rawalpindi me dijo: "En toda nuestra historia cristiana, que ahora ha sido siglos, no hay otro evento misionero comparable a esas seis horas que el Papa ha pasado con nosotros. Somos un pequeño minoría en un mar islámico. Juan Pablo II tuvo éxito en involucrar a las multitudes musulmanas y los líderes del Islam, rompiendo el muro indiferencia y también de la hostilidad que nos rodea".

Juan Pablo II hizo una elección pastoral precisa. "Yo mis viajes en América Latina, Asia y África – escribió en el mensaje para el día misionero de 1981 – ellos un propósito eminentemente misionero. Quería anunciar

mismo evangelio, de alguna manera haciéndome un catequista viajero y animar a todos los que están a su servicio".

Merece verdaderamente la calificación de "Papa Misionero". Nadie más carácter en el mundo tenía una llamada tan fuerte en las multitudes de cualquier creencia religiosa. Usó su carisma para proclamar a Cristo y los valores del evangelio: amor a Dios y al hombre, paz, fraternidad y solidaridad entre los los pueblos, ayudar a los más pequeños y pobres, dar su vida por los demás como lo hizo Jesús. El arzobispo anglicano de Harare en Zimbabue (Burroughs) me dijo: "Cuando Juan Pablo II viene a África nos representa a todos los cristianos. Estoy muy contento de que estés proclamando el evangelio a nuestros pueblos en nombre de todas las Iglesias".

en México, la fuerza del catolicismo popular

Sí se calcula que Juan Pablo II gastó unos dos años de sus 26 años como Pontificado. No pocos dijeron: viajar demasiado, gasta demasiado, hace demasiados discursos. Pero se dice por aquellos que no han visto de cerca lo que una visita del Papa en términos de fe, entusiasmo popular, esperanza, solidaridad entre los hombres. Acompañé al Papa (como periodista) en algunos viajes internacionales. Recuerdo que en México (enero de 1979), el Gobierno mexicano había hecho todo lo posible para mantener a la gente en casa: bloqueo de transporte, escuelas y oficinas transmisiones de televisión abiertas y frecuentes, recomendaciones continuas para no mudarse de casa, los periódicos esperaban disturbios. cuando Juan Pablo II llegó a la Ciudad de México para recibirlo no sólo no había ni el jefe de Estado ni el primer ministro, sólo autoridades menores.

el viaje del Papa en coche descubierto en la autopista desde Città del México a Puebla (110 km.) tiene lugar dentro de una pared humana calculada de 9 a 10 millones personas y en sus pocos días permanecen en el país un tercio de los ¡Los mexicanos (l8-20 de 56 millones) lograron verlo por sí mismos! En aquellos días se manifestaba la fuerza de la religiosidad popular, que impresionó a todos y también envió a la ideología a la crisis laicista del estado mexicano. Dondequiera que iba había una multitud de personas que llevaba horas esperando para verlo pasar. Pero no era solo folclore. Recuerdo que en Puebla, donde asistí a la reunión de Celam, un el taxista simplemente me dice: "Yo también soy cristiano creyente, pero demasiado ignorante. El Papa ha sacudido mi fe: ahora Quiero leer el Evangelio y orar con mi familia. no Yo habría creído que podía vivir días tan intensos de fe y amor a Dios!".

en México el Papa defendió solemnemente a los indios. En Oaxaca un indígena le dice: "Tu Santidad, vivimos peor que las vacas y los cerdos. Hemos perdido nuestro tierras, nosotros que éramos libres, ahora somos esclavos". Juan Pablo II aprieta la cabeza en sus manos y, respondiendo, dice: "El Papa es con estas masas de indios y campesinos, abandonados a un indigno nivel de vida, a veces explotado duro. todavía una vez que clamamos en voz alta: ¡respeta al hombre! Él es la imagen de ¡dios! Evangelizados para que esto se convierta en una realidad, para que el Señor pueda transformar el corazones y humaniza los sistemas políticos y económicos, a partir de compromiso responsable del hombre". El máximo diario "Excelsior", exponente del laicismo y La masonería mexicana, que se había opuesto a la visita del Papa, comentó: "Después de cinco siglos de opresión de nuestros indios y campesinos, el Papa tuvo que venir de Roma a contarnos estas cosas. Tiene avergonzados de pertenecer a las clases dominantes mexicanas.

"Quién ¿Quieres llevar la multa al Papa?"

cuando el Papa dejó la Ciudad de México para regresar a Roma, para ossequiarlo en el aeropuerto había todos los más importantes autoridades políticas y militares. Para entonces ya había entrado en los corazones de los mexicanos; presente. Había habido una identificación completa entre el Papa y el personas con un momento de intensidad que se mueven. México secular, masón, socialista, radical y antiticlerical era desplazado por las olas corales de participación en las funciones religioso, por la marea de gente pequeña que viene de todas partes de la a pesar del bloqueo (no completo) del transporte público. Nadie esperaba un éxito tan arrollador, sin precedentes en México. Soy se fue a Italia el día que vino de visita Presidente de México Estados Unidos Jimmy Carter: el aeropuerto apenas estaba lleno, afuera casi ninguno. y esto a pesar de las invitaciones de las autoridades al pueblo, de los partidos, los sindicatos, la prensa y el día libre que se da a los empleados del estado para ir y dar la bienvenida al invitado americano!

El la fuerza del catolicismo popular era tal que rompa toda la barreras e involucrar a las más altas autoridades del estado, y luego incluso la prensa, Pero tiene seguidores. Paré en México uno más veinte días y periódicos para ver cómo la polémica contra el visita del Papa, que fueron sorprendidos durante los días de su presencia, regresó a a la cara después de su partida. ¿Por qué recibió el Presidente? el jefe de una nación no reconocida por nuestro país?. porque obispos, sacerdotes y monjas pudieron caminar por las calles con sus ropas sagradas, cuando la ley prohíbe "anacrónico disfraces"? Porque ciudades enteras se han visto molestas por ceremonias al aire libre, prohibidas por la Constitución? Y lejos de esto paso.

el El presidente López Portillo esperó un rato antes de responder. Luego, en un discurso ante los gobernadores de los 29 estados federales de México, contestó por las rimas, arrebatando aplausos a las familias reunidas frente a los televisores. Fui testigo de esta emisión en la casa de Monjas mexicanas de las que fui invitada. Aplaudieron calurosamente y una anciana monja llorando de emoción me dice: "Ella no sabe qué significa para nosotros los mexicanos escuchar a nuestro Presidente que dice cosas así, nunca antes escuchadas".

cosa josé lópez portillo, presidente de México de 1976 a 1982? Comience con esta declaración de laicismo e incredulidad: "Desde los 14 años no he creído en el dogma y los ritos de la Iglesia", luego admite que la Constitución y las leyes han sido violadas Mexicanos; pero añade: "Señores, ¡fue todo el pueblo mexicano el que los violó! Sin ley y ninguna Constitución podría impedir que el Presidente se quedara alejado de la parte de la gente… En cuanto a la ley que es probable que los sacerdotes y monjas traigan su vestido en público bien el primero que lo violó fue el El propio Papa. Por lo tanto, propongo que apliquemos la pena a todo el mundo, una multa de 50 pesos (2.000 liras en 1979). Quién de usted tiene ganas de traer la contravención a Roma y entregarla al Papa?"

Del resto, incluso los principales periódicos que al principio tenían un actitud hostil o desprendida, fueron abrumados por el consentimiento populares y al final reconocieron la importancia de la visita del Papa para México. El 30 de enero de 1979, "Excelsior" escribió: "Independientemente de la importancia religiosa, la visita de la pontífice está asumiendo para nuestro país un carácter de relieve singular Nunca antes un líder universal de cualquier género, político social o religioso, había utilizado México como escenario para proclamar su tesis y dictar sus normas a más de 700 millones de sus seguidores… Nuestro país tiene en estos días un gran espacio en la prensa mundial. Juan Pablo II popularizado y esto se traduce en la mayor propaganda turística que México ha tenido en toda su historia". Aquí, a los quien dijo: "El Papa viaja demasiado", hay que recordar un evento como este.

y Podría repetir el mismo discurso para el dos viajes del Papa en los años ochenta a Uruguay, el otro país oficialmente secularista y anticrístico de América Latina, donde los periódicos escriben a Dios con pequeñas "ds". En En 1992, los padres dehonianos italianos de los que fui invitado me dijeron que después de las visitas del Papa la atmósfera de aversión contra la Iglesia y el clero estaba cambiando radical y positivamente.

el la tormenta de nieve más exitosa en Japón

En el viaje de cuatro días a Japón (23-26 de febrero de 1981), un pime, Padre Pino Cazzaniga (en el acto desde 1959), escrito1: "La visita del Papa fue un gran éxito, que nadie había previsto y que ni siquiera el pensamiento más optimista posible. Tengo la intervención de la Providencia para un viaje que es razonablemente debería haber sido negativo". Y explica los diversos razones de este pronóstico, también porque el anuncio de la llegada del Papa fue dado sólo dos meses antes.

en Los católicos de Japón son el 0,3% de los japoneses, pero en la ciudad de Nagasaki es una comunidad de cierta consistencia. cuando Juan Pablo II iba a celebrar misa en el estadio de Nagasaki, durante dos días toda la región había estado preocupada por una ventisca, eso bloqueó todo el transporte. tarjeta. Satowaki y los organizadores pensaron que harían el Papa en la catedral católica, pero temprano en la mañana en el estadio los fieles y la gente común equipada con alta montaña, alguien había llegado a las cinco de la mañana! Para el Misa el estadio estaba lleno. El Papa celebra con un frío polar y el viento fuerte, pero tenía 61 años y podía soportar tres horas de Misa y diversas ceremonias. Emisiones de televisión a lo largo de la país.

" Así que – escribe Cazzaniga – todo Japón ve la escena de tormenta, del viento gagliardo que hace que el sartén muele, del Papa que de vez en cuando se sopla en los dedos para calentarlos. pero también ve a esas decenas de miles de personas, temblando y cara a cara cerrado, agarrándose unos a otros para buscar calor y apoyo. Nadie se mueve hasta el final de la ceremonia. Es un resistencia en movimiento, deja claro que debajo hay mucho más que una simple prisa por un "Wojtyla Show". Así que ese villano el tiempo, que parecía como una broma de la diosa Amaterasu, resulta en lugar de otro un intervención providencial que destaca a los ojos de todos lo que importa a la fe cristiana en la vida".

padre Cazzaniga se pregunta "qué su signifió la visita del Papa para el ¿no cristianos? Mientras tanto, esta visita "hace una época" en la historia japón mismo. Todos los periódicos serios han hablado de ello en este sentido. Para la Iglesia Católica es un hecho único. en mi opinión ver las reacciones de cristianos y no cristianos, es el mayor regalo que el Señor ha hecho a la Iglesia japonesa, al menos en este siglo".

y entonces literalmente cita un pasaje de la editorial de la mayoría Periódico japonés "Asahi Shimbun" (¡ocho millones de ejemplares!) titulado "El pensamiento del Papa y su visita a Japón", con el subtítulo: "Sí la conversión del corazón, la única manera de superar la crisis nivel actual". Y dice que el Papa viene a Japón para invitarnos a ver en nosotros mismos… De esta visita surge de una manera clara y exigente un Te invito a reflexionar sobre cuál es la verdadera conversión de la corazón, voluntad y sentimiento… El encuentro de los intensos deseo de paz que nació en el corazón de los japoneses… con el Papa cuya fuerza no reside en el poder de las armas, sino en la sabiduría conciencia humana y conciencia moral, sólo puede traer abundante frutos para la paz mundial".

"Superfluo para señalar – continúa el Padre Cazzaniga – la importancia de los textos así (y tantos otros similares) leído por millones de japoneses, en una sociedad donde el hombre está atrapado en el vórtice de un activismo que a menudo le quita tiempo y ganas de meditar los aspectos más profundos de la vida".

Juan Pablo II era un hombre de fe, profundamente enamorado de Jesús Cristo, de quien no habló de manera separada, en términos teológicos como si fuera una doctrina a transmitir, pero como una persona viva que se había conocido y se había enamorado. A menudo expresó fuertemente esta convicción (que es de la experiencia): usted eres verdaderamente un hombre en la medida en que te dejas penetrar, involucrar, iluminar, cambiar del amor de Cristo. Ser cristiano no es un formalismo externo, una suma de cosas a ser hacer o no hacer, sino amar e imitar a Cristo: "En él, sólo en él – dijo a los católicos alemanes – somos liberados de toda alienación y desconcierto, de la esclavitud a los poderes de la el pecado y la muerte". Y a los polacos, en su último viaje a Polonia, lloró con fuerza, improvisando y saludando como un clava las sábanas que tenía en la mano: "Polacos, pecadores, convertir!".

el el mensaje que transmite en cada viaje es ante todo un mensaje de fe y llamamiento a la conversión: "Hombres, arrepentidos de la tus pecados y conviértete a Jesucristo", dijo a París. Un mensaje que no es puramente "espiritual", sino que tiende a transformar a las personas, las familias, las sociedades desde dentro, Naciones. El presidente estadounidense Jimmy Carter, recibiéndolo en el Casa Blanca en 1979, le dijo: "Nos obligó a reexaminarnos a nosotros mismos. Nos recordó el valor de la vida humana y que la fortaleza espiritual es el recurso más vital de las personas y naciones". Y agregó: "Cuidar a los demás nos hace más fuertes y nos da coraje mientras los ciegos corren detrás de los extremos egoísta — tener más en lugar de ser más — nos deja vacíos, pesimistas, solitarios, temerosos". El "New York Times" escribió: "Este hombre tiene un poder carismático desconocido para todos los demás líderes del mundo. Es como si Cristo nos hubiera regresado". Es el elogio más hermoso que podemos hacer del sucesor de Pedro.

el Papa viajó para dar un mensaje, así como de la fe y conversión a Cristo, de fraternidad y solidaridad a nivel de universal; viajó para poner en primer lugar a todos los pueblos y a todos los sufrimientos y las injusticias del mundo. Viajó para recordar a los pueblos del mundo rico que son hermanos y hermanas de los pobres.

III) – "La misión al pueblo no ha hecho más que empezar"

el línea del pontificado de Juan Pablo II, nosotros visto, era el misionero, que se manifiesta sobretodo en la encíclica "Redemptoris Missio", publicada en 1990, 25 años después del decreto conciliar "Ad Gentes".

De la 16 documentos del Concilio Vaticano II publicado por el Papa polaco una encíclica para confirmar solemnemente uno de ellos: precisamente el Ad Gentes con el "Redemptoris Missio." Muchos en la Curia romana estaban en contra de ella, una "carta apostólica" era suficiente. Quién lo quería fuertemente, de acuerdo con el Papa, era la tarjeta. José Tomko, Prefecto de Propaganda Fide, que coordinó los trabajos preparatorios.

Soy ha sido llamado por el Papa para escribir la encíclica, según sus instrucciones. El 3 de octubre de 1989 me dijo en el almuerzo: "Me escribes la encíclica. Usted es un misionero y un periodista y yo Quiero un documento escrito de manera periodística, para los jóvenes y iglesias jóvenes". De octubre de 1989 a julio de 1990 lo escribí y reescrito tres veces, según la voluntad del propio Papa y de otros consejeros interrogados por él. Los encuentros con Juan Pablo II Recuerdo con emoción: paternal y autoritaria, me sentí cómoda, hizo preguntas y escuchó pacientemente, vio la historia con sus ojos de Dios.

El único encíclica sobre un documento del Vaticano II

Juan Pablo II explica por qué la encíclica: "Es precisamente el contacto directo con los pueblos que ignoran a Cristo me convenció aún más la urgencia de esta actividad misionera" (n. 1); y añade: "Queremos confirmar una vez más que el mandato de evangelizar a todos los pueblos… constituye la misión parte esencial de la Iglesia" (no.14); "La misión ad gentes es una actividad primordial de la iglesia, esencial y nunca concluida" (. 31); "La actividad la misión sigue siendo hoy el mayor desafío para la Iglesia… La misión al pueblo todavía está en pañales" (n. 14).

El "Redemptoris Missio" es el más significativo de los muchos documentos de su pontificado, porque representa bien al Papa Juan Pablo II, todo proyectado hacia el exterior de la Iglesia, para testificar a cristo a todos los pueblos del mundo. Es necesario recordar cuál era el ambiente que reinaba en ese momento entre los misioneros sobre el terreno: "Las misiones están abandonadas, olvidadas, nosotros misioneros somos cada vez más irrelevantes y en nuestro país no entender más por qué vinimos aquí". El tiempo del Consejo es entusiasmo por la misión universal, el el Consejo ha propagado dudas e incertidumbres, amortiguando los llamamientos de la movilización de los creyentes en Cristo con el fin de traer el evangelio a los pueblos.

el tarjeta. Joseph Tomko, en su informe al Congreso Internacional sobre "La salvación hoy", celebrada a principios de 1988 en la Universidad de Urbaniana de Roma, había expuesto las dudas y objeciones que el los misioneros sintieron que una herida a su vocación y compromiso de toda la vida: que el sentido es proclamar a Cristo, si los hombres son salvos incluso sin ¿él? si La Revelación Cristiana es una de las muchas expresiones de la voluntad de Dios? Si otras religiones pueden igualmente traer a Dios y el el diálogo puede reemplazar el anuncio? Si la evangelización consiste principalmente en la promoción de la justicia social? si ¿los misioneros ya no son aceptados o bienvenidos? Tomko confió entonces que el Papa, leyendo ese texto, le dice: "Ha llegado el momento de que yo diga algo de todo esto".

Así que Redemptoris Missio nació: para aclarar la confusión teológica construido en torno a la misión a la gente, el diálogo con las religiones no cristianas y la relación entre proclamando a Cristo y el desarrollo del hombre y de los pueblos. cosa dice el Missio Redemptoris? Incapaz de sintetizar una encíclica en unos pocos bares. Me limitaré a enucleating el más actual y decisiones decisivas del texto papal, con el fin de relanzar en la Iglesia la misión de a la gente y para responder a las objeciones más comunes que tienen el ímpetu misionero, como escribe el propio Juan Pablo, ha sido bloqueado por el II: "En esta nueva primavera del cristianismo, no es ocultar un tendencia negativa que este documento pretende ayudar a superar: la misión específica ad gentes parece estar desacelerándose, no ciertamente en línea con las indicaciones del Consejo y del Magisterio siguiente. Las dificultades internas y externas han debilitado la ímpetu misionero de la Iglesia hacia los no cristianos y es un hecho esto debe preocupar a todos los creyentes en Cristo" (n. 2). Estos son algunos puntos a tener en cuenta:

"El la iglesia es misionera por su naturaleza, desde el mandato de Cristo no es algo contingente y externo, pero llega al corazón iglesia propia. De ello se deduce que toda la Iglesia y cada Iglesia (particular) es enviado al pueblo" (n. 62). La misión proviene de las dos doctrinas el cristianismo: la Trinidad y la Encarnación de de Jesucristo. Dios se entrega a todos los hombres, a través de Cristo y la Iglesia que él fundó. Lectura de los tres primeros capítulos del Redemptoris Missio también sirve a los fieles simples para volver fuentes de fe y para entender en profundidad por qué la Iglesia es misionero. Aquí hay una cáscara de nuez:

el puntos fundamentales del Missio Redemptoris

1) Jesucristo el único Salvador. Responde a aquellos teólogos que en varios expresar la idea de que Jesús es uno de los caminos que conduce a Dios. La misión comunica a las personas la salvación en Cristo, la fe y amor por Cristo, único Salvador del hombre, porque "Cristo es el único mediador entre Dios y los hombres… Por lo tanto, los hombres no puede entrar en comunión con Dios si no es a través de Cristo, bajo la acción del Espíritu" (R.M. 5). La encíclica reafirma la centralidad de Cristo en la misión al pueblo, para condenar aquellos que afirman que hay muchas maneras paralelas y complementarias de ir a Dios, según la concepción hindú, que compara las religiones ríos que desembocan en el mar del Absoluto, teoría también tomado de alguna manera por una tendencia teológica de nuestro Hora.

2) El Reino de Dios. Jesús vino a proclamar el Reino de Dios, que da el sentido mesiánico del cristianismo, porque se realizará plenamente más allá de la historia, en la vida vida eterna del Paraíso. Es un Reino escatológico, que "ya existe y todavía no". La misión de la Iglesia proclama el Reino de Dios y trabaja para su realización progresiva en hombres individuales, en el la vida de las personas y en la sociedad humana. Esta es la doctrina de la Consejo y el Redemptoris Missio. Pero la encíclica nota un camino mal concebir el Reino: separar el Reino de Cristo y de la iglesia, como si fuera una realidad diferente. Así que hablamos de la "valores reino" (amor, justicia, paz, fraternidad) que son aceptados por todos, pero Cristo hace un problema, es la "piedra de tropiezo" que es difícil. La encíclica dice claramente: "Si separas el Reino de Jesús, ya no tienes el Reino de Dios revelado por él, pero terminas distorsionar el sentido del Reino que corre el riesgo de convertirse en un objetivo puramente humano e ideológico" (RM 17). El contenido de la reino son sobre todo espirituales: fe, nueva vida en Cristo, conversión, amor, perdón, etc. Estos valores espirituales, con el gracia de Dios, transformar gradualmente las sociedades humanas: son el revolución provocada por Cristo.

El la "teología de la liberación", por ejemplo, tenía la tendencia a hablar de la liberación de los pueblos en un político-social, terminan casándose con la teoría marxista del subdesarrollo y desarrollo, olvidarse de ser inspirado por Cristo para la liberación de hombre del pecado personal.

3) El Espíritu Santo es el protagonista de la misión. Esta verdad, que es también una novedad teológica, da a la misión una dimensión contemplativo. Si es el Espíritu quien hace la misión, el misionero debe orar mucho para ser obedientes a la voz del Espíritu Santo. El la misión no es del misionero, sino del Espíritu que guía y ilumina a la Iglesia; por lo tanto, es esencial obedecer a la Iglesia, no construir Iglesias y grupos paralelos. Y entonces, el Espíritu Santo da una dimensión de optimismo y esperanza. El misionero nunca debe ser desalentado porque a menudo no ve los frutos de su trabajo, pero si sembró así el Espíritu llevará a cabo su obra y hará la fecundidad y sus sacrificios, su martirio.

4) ¿Dónde está la misión a la gente? ¿Es también aquí en Italia? Tres criterios para juzgar:

a) Criterio territorial-geográfico, es decir, países y pueblos no Cristianos, que "aunque no muy preciso y siempre provisional, siempre se aplica" (punto 37). Sobre todo, el Papa pone tres veces más énfasis en misión a Gentes en Asia, donde los cristianos, todos juntos, alcanzan el 3% de (¡62% de la humanidad!).

b) Nuevos fenómenos sociales para evangelizar: metrópolis, emigrantes, refugiados políticos, No comunitarios, jóvenes que son la mayoría de la población en países no cristianos.

c) Moderno "aeropaghi", medios de comunicación, cultura y ciencia, organismos y organismos internacionales (ONU), paz y desarrollo, derechos humanos y de las mujeres, justicia los jóvenes, la cultura moderna creada por la comunicación, nuevas técnicas y nuevas formas de comunicar un mensaje, etc. Campos ¡inmenso!

5) Los caminos de la misión, es decir, cómo y cómo el misión: formación de la Iglesia local, inculturación, diálogo la promoción interreligiosa, humana y el desarrollo de los pueblos.

Parar un momento sobre este punto. La encíclica vincula estrechamente la misión de proclamar a Cristo humanización. En los números 58 y 59 Juan Pablo II desarrolla este concepto: con el misión al pueblo, la Iglesia ayuda a los pueblos a desarrollarse, ciertamente también con ayuda económica y material, con salud y educación, pero sobre todo proclamando a Cristo, de modo que "el el desarrollo del hombre viene de Dios y del modelo de Jesús hombre-Dios y debe conducir a Dios. Es por eso que entre la misión evangélica y hombre hay una conexión cercana" (n. 59). Y añade que "la contribución de la Iglesia y su labor evangelizadora a el desarrollo de la gente se refiere no sólo al sur del mundo, para para combatir la miseria material y el subdesarrollo, pero también la norte, que está expuesto a la miseria moral y espiritual causada por el superdesar desarrollo".

Este es el mensaje es fundamental para entender los mecanismos del desarrollo de un pueblo (núm. 58): "El desarrollo de un pueblo no deriva principalmente de ninguno de los dos dineros ayudas, ni por estructuras técnicas, sino por la formación de conciencias, a partir de la maduración de la mentalidad y disfraces". Estas palabras son revolucionarias para entender el desarrollo y el subdesarrollo de los pueblos, que no es sólo o casi sólo dinero, de máquinas, de técnicas, de comercio, pero de formación al Evangelio, que hace al hombre más hombre y lo desarrolla en todos los sentidos.

" El la misión al pueblo apenas está comenzando" (R.M. 30)

el tarjeta. Daneels, arzobispo de Bruselas, dijo la resonancia magnética. "es la Carta Magna de la Iglesia al final del segundo milenio"; y tarjeta. Tomko dijo: "Puede causar una revolución beneficiosa en la Iglesia de nuestro tiempo". De hecho, Juan Pablo II reafirma firmemente la validez perenne de la misión a la la gente (hoy muchos dudan de esto), invitando "a la Iglesia a un compromiso misionero renovado" (n. 2); e introduce el concepto de que ir a los no cristianos es la solución a la incredulidad de nuestros pueblos: "La fe se fortalece al darla!… La nueva evangelización encontrará inspiración y apoyo compromiso con la misión universal" (R.M. 2). Una propuesta que, si se transpusiera y se aplicara, podría revolucionar nuestra Iglesias. el tarjeta. Tomko dijo: "Puede causar una revolución beneficiosa en el iglesia".

Juan Pablo II logró la transición "de misiones extranjeras a iglesia local", valorando a las fuerzas locales también para el misión al pueblo. el la Iglesia universal, sin que nos demos cuenta, está cambiando precisamente influencia de las Iglesias jóvenes. No tengo el espacio para ilustrar estos temas: variedad y brillantez de ministerios laicos (estoy pensando en parroquias en Corea y Vietnam); la "teología de la liberación" que, con toda su límites y errores, es extremadamente positivo para la Iglesia universal; teología local y la inculturación del mensaje cristiano en el varias culturas, incluso estos hechos muy positivos a pesar de la los contrastes y los problemas que crean; diálogo interreligioso que el Papa ha promovido orientado a descender de un nivel de cumbre y debate teológico, al "diálogo de la vida", es decir, el colaboración entre los miembros de las diversas religiones en favor de la paz y derechos humanos. ¿Cuántos ejemplos interesantes podría decir que demostrar el impulso del Papa: pero el espacio es la alegría.

entre jóvenes bautizados, el entusiasmo de la fe es el motor de la vida cristianismo que está madurando. el Pope fue brillante cuando escribió (R.M. 2) que quiere comprometerse "las Iglesias particulares, especialmente las jóvenes, para enviar y recibir misioneros" (n. 2); y dio plena confianza a la Iglesias jóvenes estimulándolos con estas palabras: "Ustedes son hoy la esperanza de nuestra Iglesia, que tiene dos mil años; siendo jóvenes en la fe, usted debe ser como los primeros cristianos e irradiar entusiasmo y coraje, en generosa dedicación a Dios y al prójimo… y también serás una leda de espíritu misionero para la mayoría los antiguos" (R.M. 91).

el la grandeza de esta intuición es atestiguada por muchos ejemplos. Mons. Cesare Bonivento, Obispo de Pime en Vanimo en Papúa Nueva Guinea dijo: "Nuestros cristianos sienten predicar en su sangre, quieren proclamar, contar. Tenemos que dar a los ciudadanos una formación y contenido, pero el oficio misionero tiene espontáneamente. Como obispo trato de moderar y prepararme. Hay que tener cuidado porque lo harían todo. Los anuncios en la iglesia debe darles los laicos, pero luego cuando toman la palabra es difícil detenerlos. Si pudieran dejar de lado al sacerdote, serían feliz. Y de hecho lo hacen porque en la mayoría Los servicios dominicales les hablan: el sacerdote tiene dificultades para el idioma, de hecho idiomas. En jubileo 2000 tuvimos una especie de "misión popular" con reuniones de oración, canciones y proclamación de la Palabra de Dios. Se prolongó durante horas. Voy a cansados, pero no se cansan".

Uno escenario que para nosotros los occidentales es difícil incluso de imaginar: los jóvenes que descubren el valor de la fe pueden enseñarnos Mucho. No en formas concretas, sino en espíritu. Nunca se repetirá suficiente que de seis mil millones y medio de hombres y mujeres al menos el la mitad nunca ha oído hablar de Jesucristo. Increíble, pero es así. De una investigación rigurosa a principios de la década de 1960 (de la revista "Christ au Monde") se encontró que en el "mundo de católico" había 359.000 sacerdotes para la ayuda de 510 millones de fieles y en misiones 33.000 sacerdotes por 70 millones Católicos; pero los sacerdotes dedicados directamente a los dos mil millones y más de los no cristianos eran sólo 1.900 en total!

aquí porque los institutos exclusivamente misioneros siguen siendo "absolutamente necesario" (R.M. 66) y los obispos de la las Iglesias jóvenes les piden precisamente que hagan su Preguntó, su clero. El R.M. (n. 66): "La vocación de los misioneros ad vitam sigue siendo válido: representa el paradigma de compromiso misionero de la Iglesia, que siempre necesita ser donaciones radicales, de nuevos y audaces impulsos".

Hoy el imperativo para los misioneros es ser realmente misioneros, es decir, ir a los no cristianos, limitando gradualmente la tarea de complementaria a la atención de Comunidades cristianas. Juan Pablo II y también Benedicto XVI a menudo recuerdan este carisma específico de los misioneros de por vida: recibir a los representantes de sus institutos, instarlos a que "dedicarse a los no cristianos", porque los obispos locales preguntar.

1 Pino Cazzaniga, "Como los japoneses vieron al Papa". en "World and Mission, June-July 1981, pp. 367-394.

Padre Gadafi en Radio María (2011)

SOSTIENI INIZIATIVE MISSIONARIE! con il tuo 5 per 1000 è semplice ed utilissimo. Sul tuo 730, modello Unico, scrivi 97610280014