Biografía

GHEDDO, NO QUIERONacido en 1929 en Tronzano Vercellese, asistió al seminario diocesano de Moncrivello (Vercelli), se unió a Pime en 1945 y se ordenó sacerdote en 1953. Se suponía que debía irse a la India, en cambio los superiores lo mantuvieron en la prensa, al principio provisionalmente, luego terminó quedándose en Italia y en 2013 celebró 60 años de sacerdocio. Fue uno de los fundadores de la Editorial Misionera Italiana (EMI) en 1955, del Centro Misionero Pime en Milán en 1961, de "Mani Tese" en 1964, de "Asia News" en 1986, de la Oficina Histórica de Pime en 1994 y luego, en Roma, de la reanudación de Causas de Beatificación de Pime: sólo hubo dos bienaventurados, Crescitelli y Mazzucconi y un siervo de Dios Paolo Maná; hoy cuatro nuevos beatos (Maná, Vismara, Vergara y pronto Cremonesi) y otros siervos de Dios (Candia, Ramazzotti, Tantardini, Salerio, Biffi) y a la espera de convertirse en uno (Pastores, Pirovano).

Fue director de "Las Misiones Católicas" (1959-1994), que desde 1968 se llama "Mundo y Misión" y Gadafi la dirigió (1969-1994); también dirigió "Italia Missionaria" de 1976 a 1992). Poco después de su ordenación sacerdotal colaboró con periódicos y revistas también seculares (en particular "Gente" e "Il Giornale" de Indro Montanelli); y vivió el Concilio Vaticano II como periodista del Observador Romano y, nombrado por Juan XXIII en septiembre de 1962,, "experto" para el decreto conciliar "Ad Gentes".

UN AIUTO PER LE MISSIONI: il tuo 5 per 1000 può fare molto per gli ultimi, per chi e' sfruttato, per difendere la vita sul tuo 730, modello Unico, scrivi 97610280014

Esto le permitió ponerse en contacto con muchos obispos de las misiones que lo invitaron a visitarlos. Yendo a Vietnam en 1967 invitado por el arzobispo de Saigón Nguyen Van Binh, tomó posiciones contra la corriente, como durante la guerra de Vietnam y los jemeres rojos en Camboya: en Italia fue el primero en denunciar que los "libertadores" eran en realidad nuevos opresores del pueblo. Así que escribió mucho sobre el hambre en el mundo y el subdesarrollo de los pueblos, que atribuye en primer lugar a factores educativos-culturales-religiosos, antes que económicos-políticos-técnicos. El hombre es el protagonista del desarrollo, no del dinero. La única revolución real que ha cambiado positivamente a la humanidad es la llevada a cabo por Jesucristo, quien reveló al hombre el rostro de Dios y con su vida y su Evangelio enseñó los principios humanizadores que hicieron desarrollarse a la humanidad (amor, paz, perdón, valor absoluto de la criatura humana, en esta mujer es igual al hombre como dignidad , matrimonio monógamo y para siempre, etc.).

El Padre Gheddo ha escrito más de noventa volúmenes, con una treintena de traducciones al extranjero y ha colaborado con diversos periódicos y radiotelevisivos. Presentó el Evangelio dominical en la televisión Rai-Uno todos los sábados por la noche (1993-1995) y en Radiodue todas las mañanas a las 7.18 am durante diferentes períodos. Habló durante varios años en Radio María con la columna "La misión continúa". Recibió varios premios, los dos principales son el "Premio Campione d'Italia" en 1972 (reconocimiento anual de periodistas italianos), otorgado a él por Indro Montanelli que más tarde se convirtió en su amigo y con quien colaboró en los periódicos que dirigió; y el Premio de prensa católica UCSI en 1980 y 2011.

De 1994 a 2010 fue director de la Oficina Histórica del Pontificio Instituto para las Misiones Extranjeras en Roma, donde enseñó en el seminario pre-teológico de Pime; pero en su instituto de Milán tenía un oficio y la secretaria (sor Franca Nava, misionera de la Inmaculada Ya enfermera en la India y Bangladesh), para las colaboraciones periodísticas y conferencias nocturnas a las que a menudo era invitado. Durante años vivió un mes en Roma y otro en Milán, yendo y viniendo en coche para llevar material de trabajo. Fue postulador de tres causas de canonización: el Dr. Marcello Candia (misionero laico con Pime en el Amazonas ya Venerable, 1816-1983), el Padre Clemente Vismara (1897-1988, durante 65 años en Birmania, beatificado en Milán el 26 de junio de 2011) y el hermano Felice Tantardini (1898-1991, durante 70 años en Birmania).

En 2006 el arzobispo de Vercelli, Mons. Enrico Masseroni, inició el proceso diocesano por la Causa de Beatificación de sus padres, Rosetta Franzi (1902-1934) y Giovanni (1900-1942), en el que escribió dos volúmenes: "La voluntad del capitán" con las cartas del Padre Juan de la Guerra de Rusia (São Paulo 2002) y "Estos Santos Padres" (São Paulo 2005). El primer proceso diocesano (2006-2008), fue bloqueado por la Congregación de los Santos por numerosos errores de procedimiento y mala documentación sobre la santidad de los dos siervos de Dios. En febrero de 2015, el nuevo Arzobispo de Vercelli Marco Arnolfo relanzó la Causa nombrando un nuevo Postultrice, el Sr. Arnolfo. Lia Lafronte della Rota Romana, que en pocos meses, participando en Vercelli, ha encontrado una gran cantidad de documentación escrita y oral que permite reanudar un nuevo proceso diocesano en breve. El viaje de Rosetta y Juan, con la ayuda de Dios y las oraciones de muchos fieles, es menos difícil y más rápido de lo temido.

En 2003, el Padre Piero Gheddo publicó un volumen sobre su experiencia misionera en todos los continentes, "La Misión continúa – Cincuenta años al servicio de la Iglesia y del Tercer Mundo" (San Pablo); "Lo bueno de Cristo está allí – Vengelo, desarrollo y felicidad del hombre", Lindau Torino 2012.. Ha escrito una quince biografías de misioneros, entre ellas: "Cesare Pesce (1919-2002), Una vita per il Bengala", EMI 2004; "Aristide Pirovano, Il vescovo partigiano (1915-1997)", Emi 2007; "Augusto Colombo, l'apostolo dei paria (1927-2009)", Emi 2010; "Tact to Go Far – Clemente Vismara, misionero y beato (1897-1988)", Emi 2012; "Hacer felices a los infelices – Personalidad y espiritualidad del Beato Clemente Vismara" (Emi 2014).

En octubre de 2014 finalizaban los tres últimos capítulos de la biografía del padre Luigi Pezzoni, médico misionero en la India, fundador de la Diócesis de Nalgonda, la Ciudadela de Leprosos y ex Leprosos y la Universidad Católica de Nalgonda (1931-2013). El 15 de octubre de 2014, el Padre Piero se cayó por las escaleras que conducen a su oficina en el Pime de Via Monterosa en Milán y desde entonces ha sido volado entre hospitales y hogares de ancianos. Hoy en día se encuentra en un centro de salud de la Diócesis de Milán, en una comunidad de sacerdotes ancianos que necesitan atención; El Padre Piero está "en convalecencia asistida" para volver a ser autosuficiente y volver al pime en Milán y pide una oración, no para sanar, sino para hacer siempre la voluntad de Dios, padre bueno y misericordioso, que hace y permite todo para nuestro bien mayor: el paraíso, la vida eterna "donde la gente está bien" , escribió el Beato Padre Clemente Vismara.

 

SOSTIENI INIZIATIVE MISSIONARIE! con il tuo 5 per 1000 è semplice ed utilissimo. Sul tuo 730, modello Unico, scrivi 97610280014

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.